Subgraduado

El Programa ha graduado a más de 250 estudiantes desde que comenzó en el 1976, muchos de los cuales han hecho contribuciones significativas a la academia, el gobierno y la industria.

El Programa de Ciencias Ambientales provee una base conceptual sólida en los procesos y problemas ambientales, así como un dominio teórico y práctico de los métodos en el análisis científico del medio ambiente. La situación actual en Puerto Rico es crítica debido al aumento de la población y a la necesidad de un manejo y uso sustentable de los recursos naturales de la isla.

En los últimos 50 años, el país ha experimentado un aumento acelerado de la población de un 72%, siendo la segunda densidad de población más alta en los Estados Unidos con 428 habitantes por km2 (Marrero y Colón, 2006). Por lo tanto, Puerto Rico es el segundo en consumo de energía per cápita en la región del Caribe y uno de los países con mayor tráfico vehicular, con aproximadamente 574 vehículos por 1.000 habitantes (Marrero y Colón, 2006).  En ese contexto, el objetivo del Programa de Ciencias Ambientales es educar a los estudiantes a identificar los problemas actuales y potenciales sobre el medio ambiente, y capacitarlos de tal manera que puedan aplicar los métodos de muestreo y análisis del medio ambiente.  En adición, les provee las herramientas y destrezas para interpretar los datos de las observaciones de campo, con una visión integrada del medio ambiente, y la capacidad de recomendar estrategias de conservación y rehabilitación de los sistemas ambientales.

El currículo para el Bachillerato fue revisado con el fin de que éste fuera más flexible para satisfacer los intereses de los estudiantes y fue implementado en agosto de 2009. Este programa revisado incluye 33 créditos de cursos en ciencias básicas y 9 créditos de cursos opcionales en  ciencias en adición a 13 créditos de electivas libres.

El perfil de los estudiantes graduados del Programa de Ciencias Ambientales indica que los estudiantes deben estar capacitados para efectuar el cambio, no sólo para desarrollarse como investigadores. Como experiencia subgraduada final del programa en Ciencias Ambientales, los estudiantes entregan un trabajo investigativo conocido como tesina, demostrando la integración de los conocimientos adquiridos en sus estudios, sobre un problema ambiental en Puerto Rico. Sin embargo, la opción de participar en internados ofrecidos en otras instituciones universitarias, agencias gubernamentales o industrias, se añadió al Nuevo Programa con el fin de que el estudiante tenga otras opciones de experiencia investigativa fuera del Recinto antes de obtener su grado de bachiller.